Productos y Métodos para Dejar de Fumar y qué beneficios tiene

Fumar es un h√°bito que hoy en d√≠a est√° considerado como una enfermedad adictiva cr√≥nica pero si el paciente tiene suficiente voluntad, existen posibilidades efectivas de tratamiento. Durante las √ļltimas d√©cadas, el tabaquismo se ha convertido en uno de los principales problemas de salud p√ļblica a nivel mundial, es el causante de graves enfermedades como el c√°ncer, enfermedades del aparato respiratorio, cardiovasculares y gastrointestinales y es la primera causa de muerte evitable en el mundo. Actualmente tambi√©n est√° considerado como un problema social, ya que no solo afecta a los fumadores sino que tambi√©n afecta a quienes los rodean.

El tratamiento de todo fumador pasa por tres etapas: preparación, abandono y mantenimiento. Desde el momento en que realmente se posee la determinación y la actitud mental apropiada para abandonar el consumo del tabaco, es posible ayudarse con técnicas y productos que pueden conseguir terminar definitivamente con la adicción de fumar. Una vez que se ha conseguido controlar la adicción, el periodo de mantenimiento es de vital importancia para lograr evitar las recaídas.

Dejar de fumar no resulta f√°cil, la motivaci√≥n, estar preparados para asumir el cambio, la voluntad y el apoyo social son en gran medida la base para conseguir abandonar el tabaquismo. Por lo tanto, entre los consejos m√°s √ļtiles para dejar esta perjudicial costumbre hay que se√Īalar:

  1. Tomar conciencia para asumir un cambio en la actitud y afrontar los riesgos reales que el tabaco produce en la salud.
  2. Compartir los problemas de adicción y buscar apoyo.
  3. Cuidar la alimentación para evitar el riesgo de ganar peso que viene asociado con dejar de fumar.
  4. Dormir bien puede ayudar a disminuir la tensión que produce las ganas de fumar
  5. Ocupar el tiempo libre con actividades que no propicien el consumo de tabaco.
  6. Realizar habitualmente cualquier tipo de ejercicio físico.
  7. Beber mucha agua para eliminar toxinas.
  8. Superar el impulso a fumar.
  9. No automedicarse.
  10. Aprender técnicas de relajación y respiración.

Técnicas para Dejar de Fumar

Entre las técnicas más comunes se hallan:

Acupuntura: La duraci√≥n de este plan terap√©utico puede variar seg√ļn cada paciente, se estima que con 3-5 sesiones se consigue el objetivo. Con esta t√©cnica se controla la ansiedad, se evita la irritabilidad, se controla el aumento de peso e incrementa la fuerza de voluntad.

Hipnosis: Esta técnica es de reciente incorporación en los tratamientos para dejar de fumar. Suelen realizarse en sesiones grupales de aproximadamente dos horas de duración en las que se garantiza de forma rápida y eficiente el abandono de la adicción (sin síntomas de abstinencia, estrés o ansiedad), es necesaria la colaboración y participación activa de la persona que quiere dejar el tabaco.

Técnicas psicológicas: Los tratamientos psicológicos para dejar de fumar se vienen usando desde la década de los 60, se basan en técnicas de modificación de la conducta y han ido evolucionando para dar como resultado técnicas como las conductuales, cognitivas, motivacionales y de prevención de recaídas.

Productos Sustitutos de la Nicotina

Existen seis tipos de productos que son sustitutos de la nicotina y que se usan para ayudar a dejar de fumar. Este tipo de terapia se denomina terapia de reemplazo de nicotina (NRT) y consiste en tomar dosis controladas de nicotina pura en lugar de fumar para ir reduciendo paulatinamente los efectos adictivos del tabaco.
Puede resultar parad√≥jico usar nicotina para reducir la adicci√≥n a la nicotina, pero a diferencia de los cigarrillos, que contienen m√°s de 4.000 sustancias qu√≠micas activas, estos productos contienen peque√Īas dosis de nicotina pura para combatir el deseo y las ansias de fumar.
Estos productos están considerados como una terapia eficaz para dejar de fumar definitivamente y se deben administrar como parte de un programa que debe incluir consejo profesional, apoyo y educación.

Chicles de nicotina: Se pueden adquirir sin receta médica y se comercializan en formatos de dos y de cuatro miligramos. Durante las primeras seis semanas se recomienda un chicle cada 1-2 horas.

Parches de nicotina: Existen distintas modalidades de parches y dependiendo del tipo será necesario receta médica o no. Algunas marcas comercializan parches con distintas intensidades de nicotina con el fin de poder ir regulando la dosis a medida que cambien las necesidades de la persona. Se colocan directamente sobre la piel.

Pastillas de nicotina: Van liberando peque√Īas dosis de nicotina mientras se disuelven lentamente en la boca.

Comprimidos: Es necesaria la prescripción médica para poder acceder a estos medicamentos. Estos fármacos se deben administrar con poca agua, enteros y sin masticar. El tratamiento con comprimidos suele tener una duración de 7-9 semanas y hay que ir suspendiéndolo gradualmente, en el caso de no obtener resultados se aconseja suspender la terapia.

Aerosol nasal de nicotina: Contiene nicotina pulverizada que se inserta por la nariz, también es necesaria la prescripción médica para comprar el producto. Su uso está recomendado por 12 semanas en las que habrá que ir reduciendo gradualmente la dosis.

Inhalador de nicotina: Es un cartucho de nicotina conectado a una boquilla, ofrece el aspecto de un cigarro y se inhala por la boca para satisfacer la necesidad de fumar gracias al cartucho de nicotina que se podrá regular en función a las necesidades del usuario.

Otros productos para dejar de fumar: Existen otros productos en el mercados que nos ayudarán a dejar el tabaco como, por ejemplo, libros de psicología:

Alternativas a los Cigarrillos

Ante una sociedad cada vez más intransigente con el problema del tabaco, más informada y más preocupada por sus propios hábitos, surgen productos que son considerados como alternativas recomendables para los consumidores de tabaco, es el caso de los cigarrillos electrónicos.

El cigarrillo electr√≥nico o e-cigarrillo es cada vez m√°s popular ya que cumple con dos claros objetivos: es el sustituto del tabaco y ofrece gradualmente ayuda a aquellos que desean dejar de fumar. Se trata de un dispositivo similar a un cigarro com√ļn, contiene nicotina liquida en cantidades muy peque√Īas que es inhalada en forma de vapor por lo que ofrece las mismas sensaciones que un cigarro convencional, pero se evitan los productos qu√≠micos que est√°n presentes en los mismos y, al no producir humo, se puede usar en sitios p√ļblicos. Funciona con bater√≠as recargables y en su interior hay unos filtros con diferentes niveles de nicotina, cada usuario podr√° regular la cantidad de nicotina que inhala hasta reducirla al m√≠nimo o abandonar el h√°bito.

Razones para dejar de Fumar

Todos conocemos los problemas de salud que conlleva la adicción al tabaco, pero en el transcurso de la vida cotidiana se aprecian considerables cambios cuando se ha superado por completo el problema, y esto supone mayor calidad de vida.
Uno de los cambios que m√°s se aprecian al dejar de fumar est√° en el aspecto f√≠sico y esta circunstancia puede derivar en un aumento de la autoestima: la piel se vuelve m√°s tersa e hidratada y el cabello deja de estar seco. Por otro lado, los dientes dejan de tener el aspecto amarillo que adquieren con el consumo de la nicotina. Tambi√©n se le dice adi√≥s a la conocida tos cr√≥nica del fumador, se intensifican los sentidos del gusto y del olfato, se ahorra una gran cantidad de dinero y mejora la productividad al no tener que realizar ning√ļn tipo de receso para salir a fumar.

El plantearse seriamente dejar de fumar no tiene por qué ser una tarea imposible, con la determinación y el apoyo necesario el objetivo se podrá conseguir y se empezará a disfrutar de una vida plena lejos de agentes contaminantes y nocivos que tan solo conducen a la propia destrucción.

Otros artículos que puedes encontrar en nuestra WEB