¿Cómo Eliminar la Celulitis?

La celulitis la padecen entre un 85 y un 90% de las mujeres. También se la conoce como «piel de naranja» y es un trastorno físico que, aunque no suele perjudicar seriamente la salud, menoscaba frecuentemente la autoestima y la calidad de vida de quienes lo padecen. Pero, ¿en qué consiste la celulitis y cómo tratarla?

Productos que ayudan a Eliminar la Celulitis

A continuación, podrás encontrar los productos más demandados para eliminar la celulitis:

Cremas anticelulíticas

Tratamientos anticelulíticos específicos para piernas y glúteos

Tratamientos anticelulíticos específicos para el abdomen

Tratamientos anticelulíticos específicos para los brazos

¿Qué es la Celulitis?

La celulitis es un acúmulo de tejido adiposo que da a la piel un aspecto granulado debido a que en ella los líquidos, la grasa y las toxinas se agrupan en nódulos. Aparece sobre todo en los muslos y los glúteos, aunque también pueda observarse en brazos, abdomen o caderas. Aunque no afecte a todas las razas por igual, en la inmensa mayoría de los casos son las mujeres las que la sufren, por causas hormonales y la distinta forma de organizarse la grasa en hombres y mujeres. Las épocas vitales más propicias para la celulitis son la pubertad, el embarazo –aunque no la lactancia– y la premenopausia.

Existen diferentes tipos de celulitis dependiendo de su grado, localización y causas. Así, puede padecerse una celulitis generalizada –que suele darse en personas obesas con mala alimentación– o una dolorosa celulitis localizada. Las mujeres que permanecen sentadas mucho tiempo y no practican deporte padecen habitualmente la celulitis blanda, aunque es más dolorosa la celulitis dura –relacionada con una piel carente de nutrientes y mal oxigenada–. La retención de líquidos puede dar paso ya en la adolescencia a una celulitis dura o una indolora celulitis edematosa en las piernas.

La celulitis es resultado de una disfunción de la circulación sanguínea y, aunque en ocasiones aparece claramente vinculada al sobrepeso, sus causas son diversas.

Causas de la Celulitis

Las hormonas femeninas –estrógenos– favorecen la acumulación de líquidos y grasa, pero existen otros factores que contribuyen a que la celulitis aparezca o se agrave, como el sedentarismo, el sobrepeso y la genética. Tomar la píldora o consumir alcohol, tabaco o café también la propician, así como carecer de una alimentación adecuada y padecer habitualmente estreñimiento o estrés. Por todo ello, para prevenir la celulitis es necesario cuidarse física y mentalmente adquiriendo hábitos sanos, una dieta equilibrada y una mentalidad positiva.

La mala circulación de la sangre favorece asimismo que la grasa y los líquidos se acumulen, por lo que es aconsejable no llevar ropa ajustada y tratar especialmente de mantenerse en movimiento o realizar ejercicio si se tienen varices o problemas circulatorios. También si se sufre del hígado o el riñón hay más probabilidad de acumular toxinas, por ello deberá cuidarse la dieta especialmente en estos casos.

Un electroestimulador muscular, el ejercicio físico y dieta ayudarán a reducir la celulitis.

Tipos de Celulitis

Todas las mujeres conocen la palabra celulitis, y tienen una idea general de qué es y por qué se produce. No obstante, aquí aclararemos algunos conceptos, ya que conocer la celulitis y las fases que atraviesa es fundamental para comenzar a combatirla de forma eficaz.

El comienzo de la celulitis, que afecta a más del 90% de las mujeres, se puede apreciar durante la adolescencia. El cambio hormonal, con un aumento de los estrógenos, lleva a una mayor acumulación de grasa. En este momento es cuando mejor se puede combatir la celulitis, con ejercicio, dieta sana, masajes y cremas específicas. Otros cambios que le afectan son el embarazo y la menopausia, ya que en ambos hay cambios hormonales que llevan a una mayor acumulación de tejido graso. Es por eso que las mujeres deben realizar tratamientos para eliminar la celulitis durante muchas etapas de su vida.
A lo largo de la vida de una mujer se pueden apreciar diferentes tipos de celulitis:

Celulitis blanda

La celulitis blanda es la primera fase de este problema estético. No es dolorosa, como otros tipos de celulitis que veremos. Se caracteriza por acumularse en brazos, piernas, glúteos, abdomen y espalda. Le da un aspecto gelatinoso a la piel, que pierde la firmeza que tenía y se vuelve blanda al tacto. Todavía no se aprecian bien los hoyuelos, solamente si se pellizca la piel. Se mueve al andar y crea flacidez. Esta clase de celulitis suele darse entre los 20 y los 35, dependiendo de la persona y de diferentes factores que pueden agravarla o disminuirla. En esta fase hay que comenzar a realizar ejercicio, a comer evitando grasas y azúcares, y a utilizar cremas anti celulíticas que ayudarán a drenar la zona y a poner más firma la piel. La mejora es significativa en poco tiempo, por lo que es la celulitis más fácil de eliminar.

Celulitis dura

La celulitis dura o compacta. Esta clase de celulitis se origina en algunas mujeres durante la adolescencia. Evidentemente, hay factores genéticos que influyen, pero también es susceptible de ser eliminada. Su aspecto es duro, y se forman gránulos al apretar la piel. Las zonas en las que más aparecen son la cara externa de los muslos y la interna de las rodillas. Esta clase de celulitis se puede combatir con tratamientos específicos para la celulitis, como cremas con ingredientes naturales que puedes encontrar en tiendas online. El ejercicio y la eliminación de toxinas también ayudan, por lo que no debes dudar en hacerle frente para que no se quede ahí toda la vida, ya que es algo más persistente que la celulitis blanda.

Celulitis edematosa

La celulitis edematosa suele darse en mujeres con problemas de circulación, sobre todo a partir de los 30, cuando nuestro metabolismo comienza a ralentizarse y no eliminamos toxinas de la misma forma que en la adolescencia o en los 20 años. Afecta sobre todo a las piernas, que se vuelven más anchas. Es mucho más problemática porque crea problemas de circulación y linfáticos, por lo que puede llevar a desarrollar varices. Puede pasar de ser un problema estético a uno de salud. Si eres de las que cuenta con una mala circulación, no dudes en realizar ejercicio aeróbico, que la mejorará. También son muy importantes los masajes, que puedes realizar con productos y tratamientos para combatir la celulitis. Así mejorarás la eliminación de toxinas y la circulación, desinflamando los nódulos de grasa.

Todos estos tipos de celulitis se producen dependiendo del estilo de vida de cada persona, de sus hábitos alimenticios, de la fase hormonal en la que se encuentre, pero sobre todo, debido a sus factores genéticos. Debes fijarte en la clase de celulitis que hay en las mujeres de tu familia, para poder deducir qué clase de tratamiento para la celulitis será más adecuado para ti. Además, siempre hay que combinar estos productos cosméticos con masajes, con una dieta equilibrada y con el ejercicio diario, tanto aeróbico, que quema grasas, como anaeróbico, que fortalece el músculo y los tejidos.

Celulitis en diferentes partes del cuerpo

Celulitis en las piernas

Combatir y eliminar la celulitis en las piernas es un auténtico desafío, ya sea para lucir unas piernas más bonitas o simplemente para conseguir un aspecto más sano. El primer paso para combatir la celulitis es conocerla, algo nada dificil puesto que se trata únicamente de tejido graso, agua y toxinas que se acumulan en el tejido subcutáneo de zonas concretas del cuerpo. Estas acumulaciones dan lugar a nódulos de grasa, y se da casi exclusivamente en las mujeres, ya que muy raramente la sufren los hombres. Pero si hay una parte del cuerpo donde se hace más evidente es en las piernas, y sobre todo en los muslos. Para ello existen varios métodos, si bien la efectividad de muchos de estos métodos se queda en lo meramente superficial.

Celulitis en las piernas

Uno de los remedios que se consideran más sencillos y comunes a la hora de combatir la celulitis es la pérdida de peso. En cierta forma es cierto puesto que al reducir la grasa corporal se logra disminuir el tamaño de las células grasas, pero en realidad es una impresión errónea, puesto que estar delgada no es una forma de librarse de la celulitis. No importa que tengas unos kilos de más o estés delgada, puesto que la piel puede quedar suelta y hacer que esas feas marcas en las piernas destaquen aún más. El problema es que no consigue eliminar la celulitis y no es recomendable para todo el mundo, por lo cual se considera un método bastante pobre que además minimiza los esfuerzos de quien se someta a una intensa dieta.

Una de las alternativas más publicitadas para combatir la celulitis en las piernas son todo tipo de cremas. Las gran variedad de cremas que tienen como objetivo la reducción de la celulitis son ricas en dos materiales: cafeína y retinol. La cafeína hace que las células de grasa reduzcan su tamaño, mientras que el retinol estimula la producción de colágeno en la piel, con lo que se consigue una piel más gruesa y elástica que hace la celulitis menos visible. Es evidente que no consiguen eliminar la celulitis, pero el principal problema con las cremas, por su aplicación puramente superficial, es que sus resultados a la hora de combatir la celulitis son mínimos y únicamente temporales.

Por otro lado los tratamientos que recomiendan los médicos tampoco son especialmente productivos. El uso de láser y ondas de radio funcionan aplicando calor. Este calor que hace más firme la piel afectada de celulitis en las piernas y derriten algo de la grasa subcutánea, pero los resultados siguen siendo bastante pobres. Existe también un tipo de masajes, conocido como endermología, que combate la celulitis por medio de unos rodillos que succionan la piel, pero que únicamente consiguen mejorar la circulación, sin unos verdaderos resultados visibles. Igualmente la cirugía estética tampoco proporciona grandes garantías a la hora de eliminar la celulitis. Es cierto que se consigue una significante reducción de la celulitis pero las mejoras parecen durar únicamente dos años, por lo que no merece la pena ni el gasto ni el riesgo de pasar por quirófano.

Pero sí hay algo que funciona a la hora de eliminar la celulitis: el ejercicio. Todos los mencionados remedios pecan de ser considerados atajos, remedios rápidos y directos en los que interviene algún tercero y cuyos resultados no consiguen la eliminación de la celulitis. Se pueden realizar una serie de ejercicios para combatir la celulitis, tal y como proponen productos como «Celulitis nunca más», algo que combinado con una dieta saludable conseguirá llegar a eliminar la celulitis. No solamente puedes eliminar la celulitis por ti misma, sino que con la actividad física se logran los mejores resultados gracias a ejercicios específicos para la eliminación de la celulitis en las piernas.

Si se consigue que estos ejercicios pasen a ser parte de la rutina, se podrá conseguir la completa eliminación. Las fibras musculares de las mujeres tienen una forma similar a las de un panal de miel, por ello un aumento de grasa en la zona hace que se descuelguen. Pero para evitarlo y poder conseguir eliminar la celulitis localizada en las piernas no debes ser un atleta, ya que esta actividad física no es de gran exigencia. El ejercicio actúa directamente sobre el punto afectado, tensando los músculos y eliminando la grasa localizada, consiguiendo como resultado una piel más suave. No se trata de ejercicios excesivamente agresivos, sino que son trabajos localizados que buscan tonificar el tejido muscular de las piernas.

Así pues convirtiendo en habitual la actividad física, siguiendo programas como el de «Celulitis nunca más», se minimizan los riesgos y gastos, y no sólo conseguirá que te sientas mejor, sino que lograrás eliminar la celulitis.

Celulitis en los brazos

Celulitis en los brazos

La celulitis en los brazos se puede convertir en un duro quebradero de cabeza para todo tipo de personas y es algo que, desgraciadamente, no se limita a un rango de edad o tipo de persona. Cualquiera puede sufrir la acumulación de celulitis en los brazos, que puede estar en combinación con otro tipo de afecciones, como celulitis abdominal.

En cualquier caso, y al tratarse de un problema serio, tanto estético como para la salud, es importante contar con un tratamiento para la celulitis. Pero no siempre es sencillo descubrir la forma de combatir esta celulitis en los brazos y hay ocasiones en las que podemos optar, por desconocimiento o por un mal consejo, por un sistema que no cumpla con nuestras exigencias, que no nos proporcione buenos resultados o que incluso sea negativo para nuestra salud. En este caso siempre es recomendable comprobar varias opciones a fin de tener claro cuál es la que nos interesa más que llevemos a cabo, como puede ser una serie de rutinas de ejercicio combinadas con la utilización de un producto de salud beneficioso para nuestro cuerpo y para la mejora del mundo.

Si queremos consejos para eliminar la celulitis lo primero será tener en cuenta lo que no debemos hacer por ninguna de las cosas. En este sentido es fundamental que eliminemos la cirugía de la ecuación. No se trata de algo en lo cual debamos confiar para llevar a cabo un adelgazamiento en los brazos. Siempre debemos contar con que pasar por el quirófano es algo negativo para nuestra salud y, sobre todo, un remedio que a largo plazo es posible que no nos resulte útil. Siempre es recomendable que optemos por remedios naturales y por la combinación de productos testados de forma correcta que nos puedan beneficiar.

La mejor opción como tratamiento para la celulitis en los brazos es contar con un apoyo que nos ayude mientras realizamos ejercicios de forma frecuente a fin de darle a nuestro cuerpo la ayuda necesaria. Los métodos que intentan evitar que realicemos un trabajo físico para beneficiar al adelgazamiento de la celulitis de los brazos no suelen ser del todo eficientes, dado que siempre hay que combinar cualquier apoyo medicinal con un esfuerzo por parte de la persona que está realizando el tratamiento.

Hay ejercicios que se pueden realizar a modo de tratamiento natural para la celulitis y que también son útiles para eliminar la celulitis de las piernas. Por ejemplo, si tenemos acceso a una piscina la natación es una de las acciones físicas más recomendables en este sentido. Este ejercicio beneficia de forma activa tanto los brazos como las piernas, y resulta una actividad muy reconfortante por realizarse en el agua, lo que ayuda a combatir el sudor en la práctica. Si no tenemos medios para esto también podemos buscar soluciones caseras, como realizar subidas y bajadas de objetos que pesen de forma regular. No tienes que ir a un gimnasio para hacer pesas o similares ejercicios, por lo que te recomendamos las bolsas de la compra, unas botellas de agua u otros objetos que tengan un peso no demasiado elevado, sino que sea coherente a las posibilidades de tus brazos.

También es importante que tengas en cuenta que cualquier tratamiento para luchar con la celulitis en los brazos se debe mantener de una forma progresiva y que por mucho que de resultados no se puede dejar de lado. De otra manera es posible que se termine recuperando la celulitis al cabo de un tiempo y esto obligaría a volver a realizar todo el proceso de nuevo, con el desgaste que eso implica para el cuerpo.

Así mismo, otro buen consejo es controlar la ingesta de alimentos e intentar cocinar de una forma sana para evitar introducir en nuestro organismo una mayor cantidad de calorías y grasas que las recomendables. Si tenemos costumbre de comer fuera de casa será bueno recurrir a platos que estén bien cocinados o buscar restaurantes donde eviten la cocina más grasienta. Una buena combinación de este tipo de ideas se puede convertir en la solución más adecuada para llevar a cabo esa reducción de celulitis en los brazos que tanto nos interesa.

La celulitis es negativa para la salud en cualquier parte del cuerpo, pero es cierto que en los brazos produce un efecto que es recomendable eliminar también por estética, algo que se hace más palpable en época de verano. Detenerla es cuestión de esforzarse de forma voluntaria y de disponer de la ayuda necesaria para que todo el esfuerzo que realicemos tenga el apoyo requerido a fin de exprimir las posibilidades del tratamiento en su máxima expresión. Así, con un poco de esfuerzo y ayuda, la celulitis de los brazos terminará desapareciendo.

Celulitis en los glúteos

En primer lugar, debemos dejar claro que la celulitis no tiene nada que ver con el sobrepeso o los kilos de más. Una mujer puede estar en su peso ideal, incluso por debajo de él y acumular celulitis en los glúteos, el abdomen o las caderas. Hacer dietas para eliminar la celulitis en estos casos puede resultar extremadamente peligroso y desembocar en problemas alimenticios graves como la bulimia o la anorexia.

Celulitis en los gluteos

Hagamos un breve repaso sobre lo que la medicina dice acerca de la acumulación de celulitis o la piel de naranja. El sufijo «-itis» en medicina suele equivaler a inflamación, por lo que cualquiera podría suponer que la celulitis es una inflamación de las células, pero no es así. La celulitis es una forma de acumulación de nódulos de grasa subcutánea en determinadas zonas del cuerpo de las mujeres, y se ha determinado que suele ser de origen hormonal y genético y que afecta a entre el 85% y el 98% de las mujeres. Difícilmente podremos encontrar celulitis en los hombres.

Por otra parte, no debemos confundir la celulitis estética con la celulitis infecciosa, que es una enfermedad relacionada con la infección subcutánea provocada por agentes bacterianos y cuyos síntomas son completamente diferentes y requiere de tratamientos médicos controlados que nada tienen que ver con lo estético.

¿Cómo es la celulitis? ¿Cómo saber si se sufre de celulitis?

En muchísimas ocasiones, la aparición de la celulitis se produce sigilosamente y por la puerta de atrás. Los glúteos, esa parte que rara vez nos vemos, la parte de atrás de las caderas -que cuando ya está asentada conocemos como cartucheras, por su parecido a un cinturón con dos pistolas del viejo oeste- son las primeras zonas de aparición de la famosa piel de naranja.

Y es exactamente así como se muestra, como si la piel se transformara en una naranja sin pelar. Aparecen pequeños bultitos, como si debajo de la dermis se hubieran colado canicas o bolitas que aparecen cuando apretamos la zona afectada. Eso al principio, cuando la celulitis se ha adueñado de los glúteos, o de cualquier otra zona, no hace falta apretar, se ve a simple vista, causando una fea imagen del cuerpo de la mujer afectada.

Consejos para eliminar la celulitis de los glúteos

Como ya hemos visto, la celulitis en los glúteos es de origen hormonal y genético, pero estas circunstancias no suponen que las mujeres hayan de resignarse a convivir con ella. Hay métodos que por sí solo funcionan durante un un tiempo, trucos que la reducen y ejercicios que ayudan a mejorar el aspecto y evitar la acumulación y extensión de la celulitis por el cuerpo. Todos juntos aumentan su efectividad.

Los trucos más conocidos, que además benefician a la salud en general de las mujeres, se refieren a cambios de alimentación, de la forma de vida y hábitos poco saludables.

No solo para la eliminación de la celulitis, sino para evitar acumular toxinas en el cuerpo, es recomendable, casi necesario, beber dos litros de agua al día como mínimo. No es una exageración, dos litros de agua son simplemente ocho vasos de agua al día, y todos, hombres y mujeres deberían incorporarlos a sus hábitos diarios.
Evitar elementos tóxicos de la actividad diaria, como pueden ser el alcohol, el molesto hábito de fumar y el café. Estas tres sustancias favorecen la pérdida de elasticidad de la piel y la acumulación de grasas.

Otra opción extremadamente saludable, que además de ayudar a combatir la celulitis mejorará el tono cardiovascular, es usar las escaleras en lugar del ascensor siempre que haya oportunidad, caminar en lugar de conducir o utilizar el transporte público para las distancias cortas. No son necesarias horas y horas en un gimnasio, tan solo cambiar pequeños hábitos y sustituirlos por actividades que pueden proporcionar más salud e incluso reducción del estrés.

Evitar prendas excesivamente ajustadas y usar las que favorezcan la circulación no solo evitará la aparición de la celulitis, también evitará la de las molestas y dolorosas varices.

Respecto a la dieta, en contra de lo que se cree, para combatir la celulitis no es mejor aumentar el consumo de verduras, sino el de legumbres. Las legumbres aportan vitaminas y hierro, y las verduras, ayudarán a bajar de peso, pero no a eliminar la celulitis. Reducir el consumo de grasa y dulces y aumentar el de proteínas no grasas, como las del pescado o los huevos, mejorarán la alimentación en general, reducirán la acumulación de grasas y proporcionarán energía vital. Una dieta equilibrada es la mejor aliada contra la celulitis.

Con estos consejos y una vida activa, podremos afirmar que no tendremos celulitis nunca más.

¿Cómo Eliminar la Celulitis?

Mucho antes de recurrir al drenaje linfático o a tratamientos médicos contra la celulitis como la liposucción, mesoterapia, lipoescultura ultrasónica o electrolipólisis es conveniente cambiar nuestros hábitos y apostar por una vida sana, pues la lucha contra la celulitis debe efectuarse principalmente desde el interior. Seguir los consejos anteriores sobre alimentación y dejar el tabaco es asimismo apostar por la vida y el bienestar físico y mental, e igualmente practicar yoga.

El ejercicio también ayuda a combatir la celulitis, pero debemos planteárnoslo tranquila y positivamente, pues solo es necesario moverse cada vez un poco más. Si la actividad física era nula deberíamos comenzar por dar largos paseos mientras pensamos en sentirnos bien, y después incrementar progresivamente la velocidad hasta echar alguna carrerita. Para acabar con la celulitis de las piernas se recomienda hacer ejercicio aeróbico un par de veces a la semana practicando ciclismo, natación o gimnasia casera –incluyendo sentadillas–, aunque lo esencial es convertir el ejercicio en un hábito agradable e imprescindible.

Las cremas anticelulíticas y los remedios naturales caseros contra la celulitis –como el café molido humedecido o una mezcla de aceite de oliva y enebro– son asimismo importantes aliados, pues masajeando las zonas afectadas facilitamos la circulación y la eliminación de grasa, líquidos y toxinas. Lo mejor es aplicarlos relajadamente por la noche –sentada en el suelo o sobre la cama con las piernas en posición horizontal– con movimientos circulares que sigan el sentido de la sangre hacia el corazón. Echa un vistazo a la sección de masajeadores.

Antes de aplicar un tratamiento para luchar contra la celulitis debemos saber si es adecuado para nuestro tipo de celulitis, pues un gel frío ayudará en caso de celulitis edematosa y blanda, mientras que las cremas que producen sensación de calor no suelen recomendarse para estos casos ni cuando la flacidez es acusada o se tienen varices.

En la actualidad, miles de mujeres se enfrentan a un problema que parece tener difícil solución. La celulitis afecta, de una u otra forma, al 99% de las féminas y muchas de ellas se enfrentan a importantes problemas estéticos que conllevan un cambio en sus rutinas diarias y en su propia autoestima. Pero, ¿cómo surge la celulitis y cómo puede ser combatida?

La celulitis, en realidad, no es más que grasa acumulada en las zonas de los glúteos y las caderas. No se trata de un tipo de grasa diferente a la que tenemos en el resto del cuerpo, ni de toxinas u otros elementos perjudiciales, por lo que no está considerada una enfermedad. Pero la piel en esa zona de nuestro cuerpo es mucho más fina que en el resto y la acumulación de grasa suele ser más elevada, motivo por el que se crean esas antiestéticas bolsas tan difíciles de combatir.

Desde que éste comenzó a ser un problema estético, han surgido cientos de técnicas y métodos que prometen dar un resultado efectivo contra la celulitis. Algunos, basados en cremas y ungüentos, tienen resultados poco corroborados médicamente y sólo sirven para dar una solución muy temporal. Además, la mayoría de ellos tienen como componentes la ginkgo biloba o el ácido retinoico, los cuales pueden producir reacciones alérgicas y problemas dérmicos. De la misma forma, la ingesta continuada de agua ha demostrado ser un remedio nada efectivo para combatir la celulitis.

Otra de las técnicas más populares en la lucha contra la grasa en los glúteos son los masajes. Desafortunadamente, sólo pueden garantizar una leve mejora en caso de que se realicen de forma continuada y poco o nada influye que sean dolorosos o enérgicos. Masajear la zona celulítica puede ser una buena técnica pero sólo cuando se combina con la actividad física y una alimentación saludable, siendo así un elemento de apoyo.

Métodos más radicales pasan por la liposucción, un tipo de cirugía por la que se extrae la grasa localizada en piernas y glúteos a través de una jeringuilla conectada a una máquina succionadora. No obstante, apostar por la liposucción no es garantía de éxito y conlleva importantes riesgos, como la posibilidad de sufrir una hemorragia o una trombosis venosa.

La medicina alternativa también ha tratado de buscar una solución efectiva al problema de la celulitis. La mesoterapia es una técnica inventada por el médico francés Michel Pistor en 1952 consistente en un tratamiento de microinyecciones de compuestos naturales. Una vez más, se trata de una técnica no avalada científicamente y a la que le han surgido varios detractores en los últimos años, llegando a ser recientemente desautorizada en Brasil e India.

Pero, si ninguno de los supuestos milagros que pregonan el fin de la celulitis son fiables, ¿existe una técnica realmente eficaz?

Los mejores consejos para eliminar la celulitis pasan por una alimentación sana y equilibrada y por la realización de actividad física de forma continuada y constante. Las comidas fast food, con alto contenido en grasa, son tremendamente perjudiciales para nuestro organismo y contribuyen a la aparición o agravamiento de la celulitis. En cuanto a la actividad deportiva, es necesario conocer qué ejercicios son los más adecuados y cómo realizarlos para obtener un resultado óptimo.

Es siguiendo esta línea basada en la alimentación y el deporte como surge uno de los métodos que se ha demostrado más eficaz para combatir la celulitis, y no sólo aquella localizada en piernas y glúteos, sino que también actúa en la celulitis abdominal y la celulitis en los brazos. Celulitis Nunca Más, nombre que recibe este programa, ha sido creado por la nutricionista y entrenadora profesional Mercedes Vila después de varios años de investigación y estudio sobre este problema que afecta a tantas mujeres. En él se recoge valiosa información sobre los efectos de determinados alimentos en nuestro cuerpo y sobre los ejercicios más efectivos, los cuáles, además, no requieren de una alta forma física y pueden ser realizados por personas de cualquier edad y condición.

Estamos, en definitiva, ante un problema estético que afecta a la mayoría de las mujeres y que, como vemos, puede ser combatido a través de la autodisciplina, la constancia y el estudio de los efectos de alimentos y ejercicios sobre nuestro cuerpo. Optar por cremas u otros “productos milagro” no ofrecerá una solución real (pues recordamos que no se trata de una enfermedad), y supondrá una alta inversión económica de la que difícilmente sacaremos rendimiento. Apoyarse en los conocimientos de profesionales que han pasado años estudiando qué causa la celulitis y cómo puede ser combatida es la mejor opción para todas aquellas mujeres que quieren mejorar su apariencia física y volver a recuperar la confianza en sí mismas para vivir una vida intensa y sin complejos.

Alimentos para evitar la celulitis

Para evitar o reducir la celulitis es necesario restringir los alimentos que contengan grasas animales y azúcar, y aumentar en cambio el consumo de todo tipo de hortalizas –brócoli, alcachofas, espinacas, cebolla…– y frutas –piña, plátano moderadamente, melón…–, especialmente si son diuréticas. Igualmente es necesario tomar cereales integrales y legumbres, pues los primeros son la base de la alimentación y las segundas aportan hierro y proteínas no animales. Los frutos secos y las ensaladas con aceite de oliva aportan sanamente las grasas necesarias, pero es mejor limitar el queso y tomar pescado cocido o asado para evitar los fritos.

Es imprescindible para luchar contra la celulitis beber 2 litros de agua diarios, pues esta ayuda a eliminar toxinas e hidratar la piel. La sal favorece la acumulación de líquidos, por lo que añadir a los platos condimentos naturales –ajo, limón, especias– en vez de sal es lo ideal. También es aconsejable tomar infusiones depurativas y lavar las frutas y verduras a conciencia antes de consumirlas para eliminar los productos químicos.

La celulitis, también conocida como piel de naranja, se produce por una acumulación del tejido adiposo en zonas localizadas del cuerpo, sobre todo glúteos, piernas y abdomen, ante la imposibilidad del organismo de eliminar las toxinas, lo que da lugar a la aparición de nódulos de grasa o malformaciones muy antiestéticas. No solo constituye un problema estético muy extendido, sino también una disfunción metabólica por cuanto el organismo se ve imposibilitado para drenar las toxinas, produciendo una hinchazón de las células adiposas e impidiendo la correcta circulación sanguínea y linfática. Hay diferentes tipos, que se clasifican en función de sus síntomas.

El Grado I es una fase totalmente reversible, que apenas presenta síntomas y que se caracteriza por la dilatación de los vasos capilares.

En el Grado II los signos de la misma ya son apreciables. Desciende elasticidad de la piel, de modo que cuando se comprime pueden apreciarse los nódulos de grasa.

En el Grado III se pueden observar las consecuencias en estado de reposo, ya que la piel muestra un aspecto acolchado o de piel de naranja. En el grado IV los nódulos de grasa o la piel de naranja es totalmente visible y, por tanto, antiestética. Los antecedentes familiares, los problemas circulatorios, el sobrepeso, una vida sedentaria o una dieta inadecuada son los principales factores que la causan.

El 85% de las mujeres en España padecen celulitis, también conocida como piel de naranja. Erradicarla para siempre es difícil y su solución pasa por la combinación de una dieta adecuada, con la práctica de ejercicio físico y tratamientos específicos. Se ha demostrado que hábitos alimenticios inadecuados están en el origen de su aparición. Así, el tabaco, el alcohol, el café, los dulces o la bollería industrial y los alimentos ricos en sal, en grasas saturadas, picantes y con exceso de colorantes son prohibitivos y deben restringirse, por cuanto dificultan el funcionamiento renal y, por tanto, la eliminación de toxinas. Por contra, se recomienda ingerir alimentos hipocalóricos, nutritivos, ricos en fibra, con alto contenido proteico animal o vegetal y depurativos, ya que son coadyuvantes altamente eficaces para combatirla. Beber abundantes líquidos de origen natural, sobre todo agua pero también zumos de frutas frescas, e infusiones naturales es importante, puesto que también ayudan drenar el organismo y a purificarlo. Es aconsejable ingerir al menos dos litros de agua diarios y recurrir a infusiones como la salvia o el té verde, ya que contienen propiedades diuréticas que ayudan a eliminar la retención de líquidos y toxinas del organismo.

En definitiva, para eliminar de forma natural la celulitis se recomienda incluir en la alimentación alimentos que ayuden a prevenir la obesidad y el estreñimiento y favorezcan la diuresis:

Proteínas

  • Pescado azul.
  • Mariscos.
  • Pollo, pavo y conejo.
  • Pescados blancos.

Vegetales

  • Alcachofas: son depurativas del hígado y tienen propiedades laxantes.
  • Espárragos: tienen propiedades diuréticas, laxantes y actúan como protectores protectores de tus capilares.
  • Ajo: actúa como regulador de la circulación sanguínea y purifica las arterias.
  • Verduras con alto contenido en potasio: como por ejemplo los tomates, berenjenas y calabacín.
  • Endivias, berros pepino, pimiento verde canónigos, brócoli, o champiñones.
  • Apio: es un diurético con alto poder laxante y regulador hormonal.
  • Espinacas: tienen propiedades laxantes y depurativas.

Lácteos

  • Leche desnatada o leche de soja.
  • Yogur 0% materia grasa.
  • Queso fresco.

Fruta

  • Pomelo: es muy depurativo.
  • Fresas: ayudan a combatir el estreñimiento.
  • Kiwi: tiene cualidades laxantes y su contenido en potasio favorece el equilibrio hídrico.
  • Piña: tiene propiedades que aceleran la reparación de los tejidos y que ayudan a la eliminación de toxinas y líquidos.

Además del mantenimiento de una dieta sana y equilibrada, se puede combatir la celulitis con tratamientos específicos, ya que normalmente aceleran el proceso de desaparición de la misma. En el mercado hay una amplia variedad y de diversa índole por lo que podrían citarse muchos. El más novedoso es Celulitis nunca más, al que se puede recurrir como complemento coadyuvante.

También puedes echarle un vistazo a nuestros consejos de alimentación.

Ejercicios que ayudan a eliminar la celulitis

La celulitis es un problema que afecta a la mayoría de las mujeres, no importa la edad ni el peso corporal ya que se trata de grasa acumulada en la parte más superficial de la piel causando retención de líquidos y el problema estético que conocemos como piel de naranja. Esta grasa se aloja principalmente en la zona de los glúteos, abdomen, brazos y piernas.

Echa un vistazo a nuestros masajeadores anticeluíticos.

A la mayoría de nosotras nos gustaría eliminar la celulitis de nuestro cuerpo pero lo cierto es que no existe un remedio milagroso para conseguirlo. La industria farmacéutica nos propone cremas anti celulíticas de dudosa efectividad y los tratamientos quirúrgicos como la liposucción solo eliminan el problema temporalmente.

El mejor tratamiento para combatir la celulitis es el de adquirir hábitos de vida saludables. Siguiendo estos simples consejos podremos mejorar notablemente el aspecto de nuestra piel e incluso (si somos perseverantes) lograremos eliminar definitivamente este antiestético problema:

  • Aumentar nuestra ingesta de agua.
  • Eliminar de nuestra alimentación la sal, las carnes rojas, los alimentos muy condimentados y reducir el consumo de café y dulces.
  • Realizar una rutina de ejercicios específicos para combatir la celulitis de la zona corporal deseada diariamente.

Una rutina diaria de ejercicios es fundamental para conseguir eliminar la celulitis. Podemos realizar ejercicios específicos para determinadas zonas corporales o hacer una tabla de ejercicios para eliminar y combatir la celulitis de forma generalizada. A continuación proponemos una serie de ejercicios que si lo realizamos correctamente y en una serie de 15 repeticiones son muy efectivos para cada zona corporal.

Ejercicios para combatir y eliminar la celulitis en el abdomen

Para conseguir unos músculos bien definidos en el abdomen hay que comenzar por eliminar la grasa acumulada realizando ejercicios aeróbicos, bailar, nadar, caminar… puede ser de gran ayuda. En segundo lugar hemos de llevar una dieta baja en grasas y por ultimo debemos realizar algunas tablas de abdominales:

  • Elevación de piernas: Acostadas sobre una colchoneta y con ambas manos tras la nuca, levantaremos las piernas. una vez arriba, las bajaremos, controlando el movimiento, hasta la posición horizontal. Durante todo el ejercicio las piernas deben estar rectas.
  • Laterales con mancuernas: De pie, con la espalda recta y con una mancuerna en cada mano, iniciamos una flexión lateral hasta llegar lo más abajo posible sin flexionar las rodillas. Repetimos el movimiento hacia el otro lado.
  • Extensión de piernas acostadas: Acostadas con las rodillas flexionadas extendemos las piernas hacia adelante y volvemos a la posición original.

Ejercicios para combatir y eliminar la celulitis en los glúteos y caderas

  • Sentadillas: Con una barra de de poco peso que situaremos sobre los hombros y agarraremos con ambas manos realizamos sentadillas intentando llegar lo más abajo posible y siempre con la espalda recta.
  • Extensión posterior de caderas: Con los brazos extendidos agarrando la barra y la espalda recta, extendemos una pierna hacia atrás en una serie de 15 repeticiones. Cuando acabemos pierna repetimos el ejercicio con la otra pierna.
  • Abducción completa: es uno de los ejercicios más completos para combatir la celulitis de ambas zonas del cuerpo. Acostadas lateralmente y apoyadas sobre un brazo, levantamos la pierna lo máximo que podamos y cuando hayamos terminado con la serie, realizamos el ejercicio con la otra pierna.

Ejercicios para combatir y eliminar la celulitis en las piernas

  • Sentadillas abiertas: De pie con la espalda recta, piernas abiertas y con una barra sobre los hombros procedemos a realizar la serie de sentadillas. Con este ejercicio trabajaremos la zona interna de las piernas.
  • Peso muerto: De pie con las piernas rectas y con una pequeña pesa, flexionamos el cuerpo hacia adelante y subimos. Este ejercicio es perfecto para eliminar la celulitis de la parte trasera de las piernas, debemos realizar 3 series de 15 repeticiones cada una.

Ejercicios para combatir y eliminar la celulitis generalizada

Realizando ejercicios de forma habitual como correr, nadar, bicicleta y algunos de los ejercicios citados anteriormente lograremos prevenir y/o eliminar la celulitis en general.

Como veis, con constancia y disciplina podemos combatir la celulitis pero puede que necesitemos un poco más de ayuda. Podemos complementar y ampliar nuestra rutina de ejercicios para conseguir mayor efectividad con las recomendaciones que la entrenadora personal Mercedes Vila nos describe en su libro “Celulitis nunca más”.

“Celulitis nunca más” es un fabuloso libro documentado con video donde la autora nos ofrece distintas opciones y alternativas para solucionar esta incomodo y antiestético problema a través de un sistema basado en la alimentación sana y del ejercicio especifico para cada zona corporal.

Eliminación de estrías y celulitis

La celulitis es una alteración cutánea, resultado de una acumulación de tejido adiposo en distintas zonas del cuerpo y que tiene un aspecto similar al requesón. Los factores que la provocan pueden ser múltiples, van desde los cambios hormonales hasta los hábitos alimenticios y de estilo de vida, pues se presenta más frecuentemente en las personas que consumen alimentos de los llamados chatarra o altos en harinas y grasas así como en personas sedentarias que no practican ningún tipo de ejercicio. Hasta el momento no se ha comprobado que se pueda eliminar la celulitis, pero sí reducir su aspecto si se trata cuando se presenta en cualquiera de sus cuatro fases:

  1. La fase circulatoria en la que aparecen síntomas como pesadez de piernas, la piel se torna menos elástica y más fría y a la presión de la piel aparecen las pequeñas protuberancias u hoyuelos en la zona en la que se ejerce la presión.
  2. La fase exudativa se caracteriza porque además de los síntomas anteriores, comienza a sentirse dolor en las zonas donde está acumulado el tejido graso además de la aparición de estrías y obesidad.
  3. La fase fibrosa que se presenta durante la etapa pre menopáusica y sus síntomas son la piel de naranja espontanea, es decir sin necesidad de ejercer presión para que se note, así como hoyuelos más notorios acompañados de estrías profundas y flacidez de la piel.
  4. La fase cicatrizal. En esta fase los nódulos son sumamente visibles y los tejidos adiposos son indoloros, aparece después de la menopausia y no hay tratamiento para revertirla.

Tipos de tratamientos anticelulíticos

Existen distintos tipos de tratamientos para controlar la celulitis y entre los más efectivos se encuentra el cambio de hábitos alimenticios eliminando la ingesta excesiva de grasas y harinas combinados con el ejercicio aeróbico prolongado. A este tratamiento se le puede complementar con algunos otros que se ofrecen en clínicas y laboratorios para reducir en un alto grado la apariencia de la piel de naranja. Entre los tratamientos más comunes se encuentran:

  1. La endermoterapia, que consiste en el estiramiento de las fibras de elastina mediante movimientos dinámicos para favorecer la estimulación de los tejidos adiposos y linfáticos con el fin de recobrar la elasticidad y tonicidad de la piel.
  2. La radiofrecuencia es un procedimiento en el que se aplica calor sobre la zona dañada para mejorar el drenaje linfático y la producción de colágeno además de eliminar toxinas, así la piel se torna más firme y elástica y cada sesión es de 50 minutos aproximadamente.
  3. La electroterápia consiste en aplicar estímulos eléctricos en los tejidos adiposos para provocar la movilidad de las formaciones grasas y líquidos retenidos, lo que favorece la reducción de grasa corporal y la eliminación de líquidos.
  4. El ultrasonido es otro de los métodos utilizados para combatir la celulitis y es un procedimiento de micro masajes aplicados a nivel celular y molecular para mejorar el metabolismo celular del tejido adiposo, por lo general se complementa con tratamientos a base de cremas o gel que aumentan su efectividad por la permeabilidad de la piel que se logra con el ultrasonido.
  5. La ultracavitación es un proceso de ultrasonido con una mayor potencia que logra romper las membranas del tejido adiposo y la grasa se elimina vía orina o materia fecal.
  6. El drenaje linfático es un método muy utilizado en las clínicas de belleza y consta de una serie de sesiones de masajes manuales para estimular la eliminación de líquidos y grasas, se realiza en un tratamiento que contempla unas 20 sesiones para observar los resultados.
  7. Cosméticos externos como el gel y cremas que producen un efecto térmico que puede ser a base de calor o frío cuyo objetivo es estimular la disolución de grasas y mejorar el drenaje linfático. De estos productos existen una gran variedad de presentaciones en el mercado y su uso para observar resultados es de un tiempo aproximado de 3 meses.
  8. La mesoterapia corporal en la que se inyecta en las zonas afectadas y dependiendo del caso productos como reafirmantes de la piel, antidematosos y venolíticos, los que en ocasiones se combinan para lograr un mayor efecto. Estos productos promueven la circulación y oxigenación de los tejidos y el tratamiento para que sea efectivo debe constar de unas 10 sesiones por lo menos.
  9. El uso de sustancias naturales como el orégano y el café son otras opciones, ya que la cafeína es un buen elemento térmico para eliminar las grasas de los tejidos adiposos y está contenida en el café. Por otro lado el aceite de orégano es muy utilizado en los procedimientos de masajes linfáticos porque favorece la circulación sanguínea y la concentración de grasas.

La importancia de combatir la celulitis

Se estima que el 85% de mujeres a nivel mundial presenta síntomas de celulitis sobre todo en las zonas del abdomen, cadera, muslos y espalda. La llamada piel de naranja deforma la piel y le confiere un aspecto poco estético, esta situación genera inseguridad para poder lucir de forma natural esas partes del cuerpo afectadas por esta acumulación localizada de grasas. La autoestima disminuye cuando al usar un traje de baño o un vestido corto sin mangas, se aprecian los efectos de la celulitis y de forma instintiva se cambia la forma de vestir para evitar mostrar los lugares donde se presenta la piel de naranja, y aún cuando pudiera pensarse que es privativo de la obesidad, muchas mujeres delgadas la presentan.
La investigación a nivel internacional en la industria farmacéutica y cosméticas sigue avanzando día con día, ofreciendo al mercado productos que son cada vez más efectivos para la disminución de los efectos. Es importante para lograr resultados permanentes, cambiar los hábitos alimenticios e integrar en la dieta frutas y verduras que ayuden a prevenir o combatir la celulitis, y combinar la alimentación sana con un programa de ejercicios aeróbicos como el correr o bailar para estimular el buen funcionamiento del aparato digestivo y el sistema linfático. Los tratamientos externos son unos excelentes auxiliares para esta tarea, pero no serán funcionales o tendrán resultados temporales si no se modifica de manera permanente el estilo de vida, sobre todo si se toma en cuenta que la celulitis no desaparece por completo, solo se controla.

Otros artículos que puedes encontrar en nuestra WEB