Maquinas de Coser Remalladoras (Overclock)

La mayoría de las personas que se aventuran en el mundo de la costura no suelen saber la diferencia entre una overlocker (también llamada serger u overclocker) y una máquina de coser típica. Pero, si has llegado hasta esta página es porque, seguramente, sí sabes lo que es y quieres comprar una.

Tabla Comparativa de las Mejores Máquinas Overclock de 2021

Invalid table id.

Las Mejores Máquinas de Coser Remalladoras de 2021

¿Cómo usar una Máquina de Coser Remalladora u Overclock?

¿Qué diferencia hay entre una máquina de coser remalladora (overclocker) y una doméstica?

No cometas el error de comprar la máquina de coser errónea

Para quien no sepa la diferencia entre una máquina de coser remalladora y una tradicional, puede seguir leyendo este artículo.

El peligro de no saber diferenciar entre estas dos unidades es que puedes terminar comprando la maquina equivocada cometiendo un error costoso económicamente.

Si eres una costurera principiante y no sabes mucho sobre las herramientas utilizadas en el oficio de la costura, es posible que no sepas diferenciar entre ambos tipos de modelos. Al fin y al cabo, ambas comparten una construcción muy similar. Sin embargo, hay algunas diferencias importantes que te vamos a explicar a continuación.

¿Qué Funciones tiene una máquina de coser Remalladora y cuáles tiene una más tradicional?

Antes de destacar las diferencias entre una máquina de coser y una overlocker, es necesario definir qué hace cada una de estas máquinas.

Una remalladora típica está diseñada para unir los bordes de una o dos piezas de tela con una puntada (overcast/overlock) y cortar el margen de costura mientras cose. En resumen, una remalladora puede coser, sobrehilar y recortar el exceso de margen de costura en una sola pasada.

Costura creada con una máquina remalladora
Costura creada con una máquina de coser remalladora
Costura creada con una máquina de coser normal
Costura creada con una máquina de coser normal

El sobrehilado que crea se bloquea alrededor de la costura para garantizar que los bordes de la tela no se deshagan. Aunque su función es más especializada, una remalladora puede acelerar mucho la producción de ropa a nivel industrial y producir un acabado perfecto.

Echa un vistazo a todas nuestras máquinas de coser industriales.

A diferencia de una máquina de coser normales, una remalladora puede utilizar entre tres y cinco conos de hilo a la vez. Los múltiples hilos se utilizan para crear varios tipos de puntadas de overlock. Las máquinas de coser básicas sólo utilizan un hilo, aunque hay algunos modelos con sistemas de doble aguja que utilizan dos.

Algunas máquinas de coser normales vienen con una función de puntada overlock que permite realizar tareas de dobladillo y ribeteado. Sin embargo, la puntada carecerá de la elasticidad y no quedará tan fuerte como si se hbiera hecho con una maquina de coser remalladora profesional. Además, una máquina de coser normal no puede coser, sobrehilar y recortar en un solo paso.

Dicho esto, las máquinas de coser tradicionales tienen una mayor variedad de funciones que no encontrarás en las remalladoras. Por ejemplo, estas máquinas suelen tener más funciones de puntadas decorativas, pueden venir con accesorios útiles como prensatelas, para coser cremalleras o hacer ojales, entre otras muchas funciones.

Si buscas una máquina de coser multifuncional, échale un vistazo a las máquinas de coser automáticas con pantalla LCD o LED.

La velocidad es importante para el uso en la costura profesional

Otra diferencia importante entre las máquinas de coser típicas y las sergers es la velocidad. Estas últimas pueden coser aproximadamente el doble de rápido que la mayoría de las máquinas de coser domésticas. En consecuencia, una overlocker puede producir resultados profesionales en aproximadamente la mitad del tiempo que le llevaría completar el mismo proyecto con una máquina de coser normal.

La diferencia estructural de una maquina remalladora respecto a una básica

En cuanto a las diferencias estructurales, una overlocker suele tener una barra de agujas telescópica por la que pasan varios hilos después de salir de los conos. Esta barra distintiva se encuentra horizontalmente por encima del cuello de una remalladora. Esta barra no existe en las máquinas de coser tradicionales. Además, las máquinas de coser suelen tener un cuello más corto que el de las overlockers.

Las máquinas de coser domésticas son flexibles en cuanto a que se puede girar la tela y coserla por el lado izquierdo o derecho de las agujas. Con una remalladora, solamente puedes coser por el lado izquierdo de las agujas.

¿Cuándo utilizar una Máquina de Coser Remalladora y cuándo una típica?

Ahora que conoces las principales diferencias entre una máquina de coser básica y una remalladora, puede que te preguntes cuál de las dos comprar. Pues bien, la verdad es que ambas se complementan. Habrá momentos en los que realmente necesitarás una remalladora y situaciones en las que una máquina de coser doméstica es, simplemente, indispensable. Veamos cuándo se necesita cualquiera de estas máquinas.

Si trabajas en multitud de proyectos de confección, es conveniente invertir en una overlocker por su velocidad. El tiempo es dinero, ¿verdad? Con una remalladora trabajarás de forma más eficiente cuando tengas que realizar dobladillos o ribeteados, por ejemplo. Pienso en lo rápida que puede ser una remalladora si la comparas con lo que supone hacer el dobladillo en un pantalón con una máquina de coser normal.

En primer lugar, tendríamos que recortar la parte inferior con una cuchilla giratoria o unas tijeras para eliminar la tela sobrante. El siguiente paso sería hacer un zigzag en la parte inferior para evitar que la tela se deshaga. A continuación, hay que doblar el margen de costura, planchar y volver a doblarlo. Por último, el dobladillo se cosería con una puntada recta en una máquina de coser con un sistema de doble aguja.

En una máquina de coser remalladora, ese mismo proceso puede realizarse en pocos pasos. Lo único que hay que hacer es coser la parte inferior del pantalón, doblar una vez y sobrehilar el dobladillo.

¿Cuándo utilizar una máquina de coser normal y cuándo una remalladora?

Una máquina de coser normal es indispensable si quieres coser cremalleras, hacer ojales, acolchar, pespuntes y crear decorados. Una remalladora no puede realizar ninguna de estas funciones. Sin embargo, hay algunas máquinas de coser que vienen con la capacidad de sobrehilar los bordes de la tela. Invertir en este tipo de máquinas sería ideal si no puedes permitirte una remalladora o no hay espacio suficiente para una maquina de coser adicional.

Las máquinas de coser que sobrehilan tienden a utilizar un accesorio adicional para el «prensatelas» que las convierte en remalladoras o pueden tener esta función incorporada. Es importante que investigue de antemano porque los distintos modelos con esta función difieren en su diseño. Ten en cuenta que, aunque puede ser una alternativa más barata, el sobrehilado producido por una máquina de coser con sistema de doble aguja no puede igualar al de una remalladora en lo que respecta a la calidad de la puntada.

Invalid table id.

Te puede interesar

Otros artículos que puedes encontrar en nuestra WEB