Máquinas de Coser Infantiles

Es difícil encontrar una máquina de coser que sea adecuada para un niño. Es fácil elegir simplemente el modelo más barato y más bonito. Sin embargo, muchas de ellas se estropean en el primer mes de uso.

Si su hijo está realmente interesado en la costura, le conviene encontrar una máquina de coser que sea fiable, así como fácil y segura de usar.

Las Mejores Máquinas de Coser Infantiles de 2021

Si estás buscando máquinas de coser más de juguete para niños más pequeños, te recomendamos estas otras:

¿Cuánto debo gastar en una máquina de coser para mi hija?

Te sorprendería saber que puedes encontrar una máquina de coser de muy buena calidad con todas las puntadas básicas que necesitas por cerca de 100€.

No necesitas una máquina de coser cara. Hay un montón de modelos buenos, fiables y baratos por ahí que serían la máquina de coser perfecta para principiantes.

Muchos niños empiezan a coser a mano con proyectos sencillos que compran en una tienda. Una vez que dominen la costura a mano, es probable que quieran aprender más. Esto les llevará casi con toda seguridad a que deseen su primera máquina de coser.

Aunque cada máquina de coser hace básicamente lo mismo, esto no significa que cada modelo sea una máquina de coser adecuada para un niño.

Hemos hecho el trabajo duro y hemos elegido los mejores modelos de máquinas de coser que tienen características adecuadas para los niños.

¿Cuáles son las ventajas y por qué sus hijos deberían aprender a coser?

Uno de los motivos principales por los que los niños deberían aprender a coser es porque estimulan su creatividad, confianza e independencia. Con toda la tecnología con la que son bombardeados hoy en día, la costura puede darles una sensación de paz y orgullo. Poder expresarse mientras crean sus propias manualidades es algo que a la mayoría de los niños les encantará.

También es una forma estupenda de conocer y hacer nuevos amigos. Montar un grupo de costura semanal es sencillo y muy divertido.

Una madre enseñando a su hija a coser
Una madre enseñando a su hija a coser

¿Qué características debo buscar en una buena máquina de coser para niños?

Los niños necesitan una máquina de coser sencilla para principiantes que sea fácil de usar y fiable sin comprometer la seguridad. Si le das a un niño una máquina de coser computarizada, probablemente encontrarás que estos modelos son simplemente demasiado complejos y abrumadores para el niño promedio que cose por primera vez.

La mejor máquina de coser para niños permite a un niño desarrollar fácilmente sus habilidades sin abrumarlo.

Algunas áreas clave a considerar son:

  • Pies: Los pies prensatelas se fijan a presión o con un tornillo. En el caso de los niños, los pies deben fijarse con un tornillo para que permanezcan en su sitio.
  • Pedal de pie: Algunos niños, especialmente los más jóvenes, tienen dificultades para utilizar un pedal estándar. Si esto es un problema para tu hija, te recomiendo que utilice un modelo con botón que proporcione una velocidad de puntada constante.
  • Velocidad: Si el niño utiliza un modelo de botón, querrá una máquina que tenga una velocidad constante. Esto permitirá que las prendas se hagan con precisión y no le quitará el control que se pierde cuando no se usa un pedal.
  • El peso: Dependiendo de la edad y el tamaño del niño o niña, el peso de la máquina es una consideración importante. La caída de una máquina de 7kg sobre su pie causará mucho más daño que la caída de una máquina de 2kg. Es mejor adquirir una máquina ligera para ellos.
  • La garantía: Los niños son capaces de romper hasta el aparato más duro. Si tienes la posibilidad de adquirir una extensión de garantía sobre la máquina de coser infantil, mejor.

Al elegir una máquina de coser para niños, debes buscar muchas de las mismas características que buscas en una máquina de coser para adultos:

  • Robusta y bien construida
  • Funcionamiento sencillo
  • Facilidad de uso

Encontrarás muchas máquinas de coser «para niños» en el mercado, pero la mayoría son máquinas de juguete que no merece la pena comprar. Las máquinas de juguete atraen la atención de los niños porque son de colores vivos y contienen personajes de dibujos animados, pero están fabricadas de forma barata.

Una de las mayores quejas sobre las máquinas de coser de juguete es que sus puntadas son débiles y se deshacen fácilmente.

En definitiva, es mejor comprar una máquina de coser «de verdad» con un tamaño compacto y funciones sencillas y básicas.

Lo mejor es dar prioridad a la calidad, las características de seguridad y la durabilidad. Las máquinas baratas son endebles, poco fiables e inseguras. Busca una máquina de coser para niños que tenga características de seguridad importantes, como protectores para los dedos.

No es necesario que le compres a tu hijo una máquina de coser de alta gama con más de 100 puntadas, pantalla LED y función de bordado. En este momento, tu hijo está aprendiendo y sólo necesita una máquina con las funciones más básicas. Además, la mayoría de nosotros sólo utilizamos un puñado de puntadas para la mayoría de nuestros proyectos. No es necesario abrumar a tu hijo con todas esas funciones y puntadas que quizá nunca utilice.

Además, elegir una máquina básica y sencilla también significa que será más fácil de usar para tu hijo. Si es demasiado complicado enhebrar la máquina y preparar un proyecto, su hijo perderá rápidamente el interés por la costura. Características como un enhebrador automático de agujas le harán la vida más fácil. También hay que tener en cuenta lo fácil que será cargar las bobinas en la máquina y si su hijo podrá utilizar el pedal.

Empezar a una edad temprana

El arte de la costura está empezando a perderse entre las generaciones más jóvenes. Los niños que empiezan a coser están aprendiendo una habilidad para la vida. Esta habilidad les permitirá la libertad creativa de coser su propia ropa o incluso hacer un traje para su mascota favorita.

¿A qué edad puede empezar a coser un niño?

Hemos visto que los niños empiezan a los 3 años. Aunque no sean la mejor costurera del mundo en ese momento, empezarán a desarrollar las habilidades básicas, a explorar su lado creativo y a ganar confianza. Una vez que adquieran cierta experiencia, podrán avanzar rápidamente hacia patrones de costura más complejos. También hay muchos libros estupendos para principiantes que empiezan despacio y desarrollan sus habilidades rápidamente.

Elegir una máquina más pequeña para un niño es ideal porque suelen ser considerablemente más ligeras, menos costosas, más fáciles de aprender lo básico, vienen con características de seguridad aptas para niños y son más seguras de usar.

Los niños que aprenden a coser a una edad temprana tendrán un mayor respeto por el arte y entenderán las medidas de seguridad necesarias. Los niños que empiezan antes aprenden a proteger sus dedos del prensatelas y tienen un mayor nivel de seguridad que un niño que empieza a una edad avanzada.

Además, cuanto antes empiece alguien a realizar cualquier actividad, incluida la costura, más tiempo tendrá para mejorar sus habilidades y ganar confianza.

5 consejos para mejorar las habilidades de costura de tu hijo

Siempre que un niño muestre interés por las manualidades, especialmente por la costura, es importante fomentar y alimentar ese interés sin agobiarlo. Lo último que quieres es que tu hijo se sienta frustrado o, peor aún, aburrido, por la costura.

La forma en que le enseñes a tu hijo puede hacer que la experiencia se convierta en un éxito o en un fracaso.

1. Elige proyectos que se ajusten a sus habilidades

Coser debería ser divertido. Elegir proyectos demasiado difíciles o que sobrepasen las capacidades de tu hijo sólo hará que todos fracaséis. No se puede correr antes de caminar, así que elige proyectos que se ajusten a las capacidades de tu hijo.

Cuando los niños pueden alcanzar sus objetivos con relativa facilidad, obtienen satisfacción y motivación para seguir avanzando.

He aquí algunas pautas generales para enseñar a cada grupo de edad:

2-4 años de edad: El hilo y los cordones de los zapatos pueden usarse para atar cartulinas perforadas. Esto es para garantizar su seguridad mientras mejoran sus habilidades.

De 5 a 9 años: Los niños pueden aprender los fundamentos de la costura a mano, como la práctica de la puntada estándar con agujas y tela.

10-13 años: Los niños mayores pueden trabajar en proyectos de nivel principiante utilizando máquinas de coser y patrones. Los proyectos pueden incluir bolsas o cojines.

Mayores de 13 años: Los adolescentes pueden aprender técnicas básicas de sastrería, como la realización de arreglos, para adquirir habilidades en el mundo real. También pueden trabajar en proyectos de costura más avanzados, como prendas de vestir.

2. Aprovechar sus intereses

El objetivo es mantener el interés de los niños por la costura. Puedes crear proyectos divertidos que inspiren y motiven a tu hijo. La inspiración lleva a la emoción, que da a los niños la motivación para terminar el proyecto.

Dependiendo de la edad y las habilidades de tu hijo, puedes dejarle elegir los materiales, como la tela. Los niños pueden elegir telas con sus personajes o colores favoritos e, incluso, trabajar con tejidos divertidos, como la piel sintética y el terciopelo.

3. Proporciona guías paso a paso para los proyectos

Cuando crees lecciones y proyectos de costura para tu hijo, busca formas de ayudarle a dominar mejor las habilidades en pequeños pasos. Si le das demasiadas ideas a la vez, sólo conseguirás estresarlo. Además, le resultará más difícil retener los detalles y las lecciones clave. Lo mejor es mantener la sencillez al principio.

Para los niños más pequeños, es mejor realizar proyectos de costura de 1 ó 2 horas. A los niños mayores les puede resultar más fácil completar un proyecto más grande a lo largo de varias sesiones.

Cuando crees proyectos de costura, asegúrate de proporcionar instrucciones paso a paso que sean fáciles de seguir para tu pequeña.

Por ejemplo, puedes proporcionar lecciones con fotografías o dibujos de cada paso, casillas de verificación que puedan marcarse a medida que se completa cada paso o cajas organizadas que contengan sólo los suministros necesarios para el proyecto de costura.

4. Convierte los errores en lecciones

Cuando los niños aprenden a coser, sin duda cometerán errores. Estos errores son lecciones importantes que ayudarán a tu hijo a mejorar sus habilidades de costura.

Utiliza estos errores como oportunidades de enseñanza. Esta es la mejor manera de que mejoren sus habilidades de costura.

Tómate un momento para analizar qué puede haber provocado el error. Tal vez tu hijo estaba trabajando demasiado rápido o no entendió las instrucciones. Entender la causa del error puede ayudar a evitar que se repita en el futuro.

También es importante recordar a su hijo que los errores ocurren incluso a las personas más experimentadas.

5. Llenar la estantería

Los libros son un gran recurso para los niños mayores. Ofrecen inspiración para los proyectos y también proporcionan instrucciones detalladas sobre cómo completar estos proyectos de costura. Tu hijo adquirirá y dominará nuevas habilidades mientras crea proyectos nuevos y divertidos.

Te puede interesar

Otros artículos que puedes encontrar en nuestra WEB